Muchas ardillas han hecho de los principales parques de Santa Tecla sus nuevos hogares.

Tanto en el parque San Martín como en el Daniel Hernández se pueden observar estas especies merodiando en las ramas de los árboles y muchas veces en busca de sus alimentos.

Uno de estos roedores mostró mucha gracia a los visitantes del parque Daniel Hernández en el momento que encontró una bolsa de desperdicios y logró sacar unas semillas de jocotes que no desaprovechó.

Los seres humanos podemos contribuir a que estos graciosos animalitos sobrevivan en la urbe Tecleña, no dejando basura que les pueda afectar y en lugares no adecuados.

Así podremos disfrutar de sus “simpáticas” apariciones en estos lugares públicos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here